LA BIBLIOTECA PÚBLICA DEL ESTADO ZULIA: UN ESPACIO PARA LA EDUCACIÓN CIUDADANA

Artículo publicado originalmente en Julio de 2009:

Recientemente, por diversos motivos, hemos tenido que visitar la biblioteca pública del Estado Zulia: http://www.bpz.org.ve/. Este recinto que si bien destaca por la calidad de su arquitectura, nos sorprendió más por el impacto social que ha generado. Un impacto que va más allá de su evidente función como sitio en el que se atesora sistemáticamente el conocimiento y se pone a disposición de la ciudadanía.

Al estar en el lobby de esta edificación muchas cosas nos han llamado la atención, de seguidas mencionaremos sólo dos de ellas:

  1. El gran número de actividades que alberga la biblioteca, con lo que estimula el encuentro de distintos grupos sociales, con intereses igualmente diversos.
  2. El hecho de que la mayoría de los niños y adolescentes llegara a pie, lo que revela que viven en las adyacencias de la biblioteca.

No es un dato menor observar como este edificio se ha convertido, más allá de su función expresa, en un espacio en el que se construye uno de los aspectos clave de todo espacio público: la posibilidad del encuentro e interacción de los habitantes la ciudad sin importar su condición social. De hecho, que la mayoría de los niños que nos encontráramos en el recinto provinieran de los barrios populares del área central de la ciudad, habla de las bondades que genera su estratégico emplazamiento: fácil acceso (peatonal, por transporte público y particular), lo que permite ampliar la geografía de oportunidades, de ese 70% de la población que es el que más dificultades tiene para acceder a los bienes y servicios culturales.

La biblioteca pública María Calcaño, si bien esta hecha para informar, y promover el contacto con el conocimiento, esta cumpliendo otra gran función, quizás poco reconocida: la de educarnos como ciudadanos, al permitirnos mirar y comunicarnos con el otro sin sospechas ni reparos.

La tarea ahora es desarrollar un sistema de bibliotecas. Donde algunas (como se ha hecho en Bogotá y en Medellín) sean parques bibliotecas, diseñados en franca comunicación con las comunidades, ubicados estratégicamente para atender a la mayor cantidad de personas posible y reforzados con programas que les potencien como espacios para la construcción de ciudadanía.

¿Y usted? ¿Ya visitó la biblioteca pública del Estado Zulia?

¿ARTE O VADALISMO?

Marco Negrón

Recientemente un joven activista por la ciudad publicaba en las redes sociales un artículo defendiendo el graffiti, específicamente el caraqueño, asimilándolo, no sin audacia, a la poesía según una definición de Octavio Paz: “un buen recurso para transgredir la monotonía y curar el insomnio”. Hay que empezar por decir, con la debida modestia, que la segunda parte de la definición octaviana no parece muy afortunada: debe darse por sobreentendido que se refería a la buena poesía, pero esta nunca ha producido sueño, al contrario, ayuda a la vigilia y hasta a distinguir lo real de lo falso en los brumosos tiempos que vivimos; pero además, si se le hace caso a la no menos autorizada opinión de Juan de Mairena, “el poeta se hace con el auxilio de los  dioses”. Y, lamentablemente, no parece que los graffiteros caraqueños hayan contado con esa ayuda, ni en la forma ni, menos aún, en el fondo. Aunque también vale al revés: ni en el fondo ni, menos aún, en la forma

Graffiti en Plaza Venezuela

Pero teniendo en cuenta la trayectoria del autor, puede suponerse en ese esfuerzo por ser irreverente una reacción de algún modo desesperada frente a lo que parece la indetenible decadencia de Caracas; quizá un intento de provocar a ver si alguien es capaz de presentarse con la solución milagrosa al galopante deterioro de nuestro espacio público. Pero cuesta separar esos graffitis supuestamente espontáneos de las mamarrachadas en que incurría la gestión de Juan Barreto (pirámide rosada de la autopista de Coche, mural del paso subterráneo de Plaza Venezuela), de las pintas “educativas” del SENIAT o del graffiti revolucionario del CDI de Chuao, para apenas mencionar unos pocos ejemplos. Para decirlo en pocas palabras: estos graffiteros tienen de artistas lo que de médicos los egresados del programa de Medicina Comunitaria Integral. La diferencia es que estos atenderán a quienes se atrevan a ir a su consulta, pero aquellos se atraviesan en el espacio público ‑es decir, en el espacio de todos- sin esperar permiso de nadie.

Es un error grave que personas sinceramente preocupadas por la ciudad le den argumentos, falaces como se vio, a quienes actúan como quien acostumbra orinar en medio de las plazas. Si la discusión se contamina con intentos trasnochados de épater les bourgeois como el comentado, la pelea estará perdida y se legitimarán las peores “barretadas”.

MOVILIDAD URBANA: MÁS ALLÁ DE LAS VARIABLES FÍSICAS Y LA ESCALA LOCAL

En el artículo anterior intitulado: “Movilidad urbana: algunas ideas generales” se indico que, al menos para Maracaibo y gran parte de Venezuela, cuando hablamos de movilizarnos al interior de la ciudad se habla usualmente desde una visión restringida: los vehículos automotores y particularmente del transporte privado. Además esto se ve reforzado por una noción del transporte que lo ve fundamentalmente como un hecho ingenieril.

Esta visión restringida, muy difundida en nuestra opinión pública, tiene que ser analizada y pedagógicamente desmontada por especialistas de diversas áreas que “vulgaricen” la información y la hagan accesible al gran público, a la colectividad… para que esta, y en ello insistimos incasablemente en Monitor Urbano, esté informada y pueda hacerse de mejores valoraciones de las propuestas o demandas que les beneficien más.

Derribar esta visión restringida en Venezuela supone enterarnos de que la movilidad es un tema prioritario en nuestro quehacer urbano contemporáneo, pues tiene que ver con el ordenamiento del territorio, con la construcción del paisaje urbano, con la dimensión económica y productiva de la ciudad, con la mejora en los indicadores de inclusión social, con el refuerzo de la cultura ciudadana y la convivencia y en última instancia con el aumento de la calidad de vida. A resumidas cuentas el tema de la movilidad requiere de la ruptura de viejos paradigmas. Para lograr esto hay que asumir que al intervenir en la vialidad y en el transporte se esta haciendo ciudad y se esta interviniendo en unas de las esferas más importantes del mundo urbanizado: el espacio público, ya que normalmente la calle representa entre el 25% y el 30% del espacio público en las ciudades Venezolanas y Latinoamericanas.

Para esto es indispensable la construcción de una nueva y mejor aproximación al tema de la movilidad urbana y particularmente de la conectividad (física, social, económica, cultural). Es indispensable, tal y como lo reconocía el ya desaparecido François Ascher o el mismo Jordi Borjas que la calle no sólo es un espacio para el tránsito de los vehículos automotor, las bicicletas o cualquier otro medio de transportación que podamos crear. La calle es en sí un vehículo perfecto para concretar nuevos modelos urbanos, nuevas formas de generación de vínculos ciudadanos y promover la cultura de la convivencia. Para esto hay que replantear los principios urbanos dominantes y hay que reconocer que la ciudad debe ser construida y consolidada como un dispositivo para elevar la calidad de vida de la mayoría de la población del mundo, que ha decidido vivir en este tipo de asentamientos.

Fotografías tomadas del artículo “Cambios en NY”

Dos de los retos más importantes a los que se enfrentan los políticos, los técnicos de lo urbano, los hacedores de ciudad y los ciudadanos es el de lograr ciudades a escala humana lo que permitiría disfrutar de su paisaje y de sus ventajas objetivas sin importar el lugar donde se viva, ni las distancias a recorrer.

El otro reto es que la ciudad, cada vez más, esta envuelta en una serie de interacciones metropolitanas lo que nos obliga a mirar hacia el fenómeno de la conectividad supra-local o regional, a mediano y largo plazo, con claros criterios de: sostenibilidad ambiental, financiera y continuidad en los proyectos establecidos; así como de interacciones a escala global ya que la conectividad internacional es otro factor de gran importancia.

Es poco auspicioso, entonces, pensar la movilidad y el transporte sólo a escala local o restringida, porque si no operamos mejor nuestra capacidad para movilizarnos empeoramos nuestra calidad de vida, lo mismo que si no asumimos la noción multidimensional de la movilidad nos estaremos rezagando en la carrera por la competitividad urbana y comprometiendo el propio futuro de nuestras urbes. Ahora bien, la movilidad es sólo una pieza de todo un complejo sistema urbano que debería estar sincronizado. Sobre ello hablaremos en nuestra próxima entrega.

Para profundizar sobre nuestro punto de vista sobre la movilidad y el desarrollo urbano contemporáneo recomendamos los siguientes links:

http://www.plataformaurbana.cl/archive/2009/09/07/de-tod-a-mod-mobility-oriented-development/

www.gehlarchitects.com, firma dirigida por el profesor Jan Gehl, de quien ya hemos recomendado el texto: “Life between buildings: Using public space”

NOTA:

Recomendación fílmica:

“Melinda and Melinda” (2005). Del director Woody Allen. Un típico filme de este director: retórico, tragicómico, y fecundamente urbano-metropolitano.

Recomendación Literaria:

“La cosa humana por excelencia. Controversias sobre la ciudad” (2004). Del Urbanista Marco Negrón. Editado por Fundación para la Cultura Urbana. Una compilación de artículos de periódico agrupados por grandes temas. Este texto es vital en la actual sociedad venezolana pues cumple con la idea de hacer accesible la información sobre como asumir e intervenir las urbes venezolanas hoy día.

Recomendación web:

http://www.ville-en-mouvement.com Un sitio excepcional para aprender sobre el tema de movilidad, espacio público y ciudadanía.

http://www.rencontres-francois-ascher.eu Indispensable para iniciarnos en las ideas del recién fallecido y notable Sociólogo y Urbanista Francois Ascher.

http://bitacoradeunarquitectavenezolana.blogspot.com, arquitectura y vivienda popular.

www.tomaspaez.com

http://www.yannarthusbertrand.org, para contemplar el mundo de un modo distinto.

http://construinfo.wordpress.com, por quinta semana consecutiva.

www.e2-series.com, por quinta semana consecutiva.

www.distopialab.org, por sexta semana consecutiva.

www.nuestras-ciudades.blogspot.com, por sexta semana consecutiva.

Recomendación musical:

3 piezas musicales del gran Django Reinhart (1910 – 1953) cuyo nombre real era Jean Baptiste. Son dos piezas propias del Jazz que según nuestro parecer es junto al cine una de las manifestaciones culturales más próximas a la ciudad tal y como la conocemos hoy día:

http://www.youtube.com/watch?v=AEzsPGHsi90&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=LoIJ4W7kXiQ&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=4a64uyOUw_A&feature=related

www.wwoz.org, jazz y algo más.