Cine y Ciudad +

LA CIUDAD Y EL CINE

Cuando pensamos en la ciudad evocamos inmediatamente un espacio con unas características muy claras: altas densidades demográficas y edilicias, intensos intercambios culturales, importantes intercambios económicos. Y normalmente uno asocia el termino ciudad con una imagen concreta: o bien la ciudad en la que uno habita y ha crecido, o bien uno hace la evocación de una potente ciudad con grandes rascacielos e imponentes medios de comunicación y transportación (autopistas, metros, sistemas de transporte integrados, y hasta “minetel” como los que existían en Francia antes de la era de la internet).

El efecto que ha tenido la ciudad sobre el ser humano es incuestionable: más de la mitad de los 6 mil millones de almas que pueblan el planeta viven en ciudades o en zonas urbanas; más de 180 mil personas diariamente cambian su residencia del campo a la ciudad en el mundo y un número no menor de ciudadanos se movilizan diariamente para irse de una ciudad a otra en la que sospechan les puede ir mejor…

Pero ahora bien y más allá de ese efecto evidente e irrecusable que tienen las ciudades y la urbanización sobre nuestras formas de ver y consumir nuestras cotidianidades, ¿qué otro factor nos empuja a pensar indefectiblemente en metrópolis cuando nos hablan de la ciudad?: ¿? Una respuesta podría ser EL CINE. Sí, el cine, pues como pocos inventos el cine está íntimamente ligado a la ciudad contemporánea, ya que la humanidad los ha parido casi al mismo tiempo, y desde ese entonces siempre uno refuerza al otro. Tanto así que ese refuerzo supone el paso desde mediados del siglo XX al predominio de la estética y el discurso urbano y secular en las producciones cinematográficas.

Puede decirse que la ciudad es casi por defecto el telón de fondo de la mayoría de la producción cinematográfica de gran tamaño, así como de la independiente, hasta de la aficionada. Incluso puede llegarse a decir que la ciudad y el modo de vida urbano es un “personaje” más en toda trama del cine contemporáneo. Uno muy potente, omnipresente que influye y determina, muchas veces, lo que se escenifica.

Entre los más destacados directores inscritos en esta tendencia, de la ciudad como telón de fondo o personaje incuestionable, se encuentran Chaplin, De Sica, Fellini, Jacques Tati (y sus destacables “Mi tío” o “Traffic”), Truffaut, Louis Malle (de quien hay que rescatar la musicalmente impresionante “Ascensor al Cadalso”), Wim Wenders, Woody Allen, Almodóvar, Steven Soderbergh, Spike Lee, Michael Man o Chalbaud (para el caso venezolano), hombres que sin la ciudad jamás habrían podido desarrollar sus fecundas obras llenas de vida, de fuerza, lo mismo que de contradicciones.

Es así como, sin caer en cuenta, la mayoría de las veces que nos sentamos frente a la gran pantalla o a la “caja tonta” no hacemos más que presenciar un maridaje (el de la ciudad y el cine, que ya lleva más de un siglo y pareciera inquebrantable) que moldea en gran medida nuestro imaginario colectivo acerca del mundo en cual vivimos y viviremos.

WE WANT MILES

A propósito de la recientemente pasada semana del Jazz soltamos aquí a uno de los grandes del género: Miles Davis (1926-1991). Estamos presentando la pista “Jean Pierre” que es quizás la mejor del álbum que salió al mercado en 1981 siendo muy laureado por cierto.

Como escucharán y sentirán es una apuesta distinta, innovadora del trompetista de Alton Illinois. Y creador de obras maestras como la banda sonora de “Ascenceur pour L’echafaud” (Elevator to the Gallows en inglés o Ascensor al Cadalso en español), el icónico filme (1958), dirigido por el laureado Luis Malle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s