Gobernar Maracaibo I

Uno de los retos fundamentales de las ciudades contemporáneas es comprender que estas no son espacios acotados, cerrados o independientes. En el caso de Maracaibo (desde 1995 cuando se divide la ciudad en dos municipios) existe la errónea percepción, en la clase política y en la colectividad general, que la ciudad esta constituida únicamente por el municipio Maracaibo y su 1.400.000 habitantes. Esta “confusión” o “error” de apreciación deja por fuera a casi 1.000.000 de habitantes residentes de La Concepción, La Cañada, El Mojan, y principalmente del municipio San Francisco. Para superar esta “confusión” es indispensable caer en cuenta que cuando se habla de Maracaibo se hace referencia al municipio homónimo y a todo el territorio dentro de su zona de influencia; incluso de aquel que esta oficialmente fuera de su área metropolitana, caso del corredor urbano de La Costa Oriental del Lago, que con sus más de 145km de largo y más de 700.000 habitantes, también debe entrar en esta visión contemporánea de nuestra ciudad.

Ahora bien, y al margen de las consideraciones técnicas y estadísticas esgrimidas, en Maracaibo la diatriba política copa la agenda de quienes fueron electos para el buen gobernar. Y es que el tiempo dedicado al discurso político de confrontación, abona al olvido de los ciudadanos, quienes diariamente se ven afectados por un vacío de políticas que impactan negativamente su cotidianidad, o mejor dicho: su calidad de vida. Ante esta situación sólo queda un recurso: separar la agenda política de la administrativa. Si bien es cierto que su relación parece absoluta, únicamente cuando el funcionario logra reflexionar sobre su rol como gobernante podrá efectivamente fungir como un verdadero Gerente Público; aquel que se preocupa por su responsabilidad social más allá de su responsabilidades y posibilidades político-electorales.

Para enfrentar este complicado escenario, es preciso apelar a la creatividad. Una opción concreta podría ser la creación de una Mancomunidad de Municipalidades. Esto simplemente como preámbulo a la creación de un Consejo Metropolitano de Planificación. Pues hoy más que nunca Maracaibo debe planificarse como un territorio integrado, articulado, bien conectado y no como un archipiélago de municipalidades, dislocadas o peor aun: antagónicas. Y es que así como se habla de La Gran Caracas, ya es hora de que hablemos de La Gran Maracaibo o La Maracaibo Metropolitana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s