¿Rescatando la Ciudad?

El termino rescatando es definido por La Real Academia Española como “recuperar para su uso algún objeto que se tenía olvidado, estropeado o perdido”. Por razones obvias, es concebible que La Alcaldía de Maracaibo, lo incluya en su slogan como estrategia de mercadeo político al expresar que sus esfuerzos van orientados a “rescatar la ciudad” de la anterior administración. Pero de ser así implicaría, en cierta medida, una visión de Maracaibo que estaría referida solo a la emergencia actual, pero sin muchas luces sobre el futuro, una vez superada la crisis.

Un rescate a la ciudad lo entendemos como una iniciativa, que remata en ese slogan y que debería dar paso, en el corto plazo, a un claro proceso de planificación y de gestión urbana adaptado a las demandas de la ciudad y de un mundo cada vez más urbanizado y con una creciente red de ciudades globalmente articuladas y que compiten entre si.

Múltiples serían las tareas y las áreas que debería acometer esa planificación y gestión urbana en Maracaibo. Una a privilegiar es el espacio público. Entendido este como lugar abierto a todos los ciudadanos, propicio para recrearse, para encontrar al otro y con ello promover la convivencia, la tolerancia y los valores cívicos indispensables para que toda urbe contemporánea pueda existir.

Entendiendo la importancia del equipamiento público y de la polivalencia de estos espacios Maracaibo, al igual que muchas ciudades en el mundo, le ha dado un estatus de obligación legal. Pero a pesar de una Ordenanza Municipal que exige de 11,5 a 12 metros cuadrados de áreas públicas por habitante, la ciudad apenas posee 3 metros cuadrados per cápita. Lo que representa un déficit superior al 70%. En contraposición observamos a Curitiba ciudad brasileña, que por su población y superficie, 1.700.000 habitantes y 434.967 km², es similar a Maracaibo, sin embargo, Curitiba cuenta con un promedio casi 20 veces mayor de espacio público (52 metros cuadrados per cápita). Y utiliza esta inversión en equipamientos urbanos, para promover actividades sociales, culturales, recreativo-deportivas y de fortalecimiento del capital social, con lo que han consolidado una experiencia exitosa de desarrollo físico y social que esta siendo imitada por ciudades como Bogotá, Medellín, Guayaquil, San Salvador, entre otras.

La idea del rescate a la ciudad debería atender a un momento muy puntual, para luego dejarle cabida a políticas urbanas, que trasciendan la emergencia, y promuevan a Maracaibo como una ciudad con una nítida visión contemporánea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s